El poder más poderoso es la mente. Esta es una verdad absoluta, ya que el cerebro controla todo nuestro cuerpo y gracia a él sentimos todo. Y esa es la premisa del orgasmo mental.

El orgasmo mental también recibe el nombre de Neurosexo. Y este término empezó a originarse en los años 70, en la que gracias a la psicología se establecieron los vínculos entre el cerebro y las zonas erógenas.

orgasmos Mentales

El poder de la mente es tan fuerte que va a hacer que puedas llegar al clímax simplemente con él, sin llegar a tocarte. Esto se llega a conseguir con mucho autocontrol del cuerpo humano, y con mucha concentración, en la que te centrarás en ese objetivo y podrás llegar a conseguirlo.

Puedes poner de ejemplo las veces que por ejemplo los hombres se llegan a levantar empalmados con sueños eróticos. Esto es algo similar pero llevado a otro nivel, en el que se consigue llegar al orgasmo.

Este proceso lo puede llevar a cabo tanto hombres como mujeres, pero estudios demuestran que la mujer lo tiene mucho más fácil de llegar a conseguirlo, ya que tiene un control superior sobre su cuerpo.

Cabe decir que este proceso es un autoconocimiento muy amplio del cuerpo humano, y el conocimiento a largo plazo, no es algo que se vaya a conseguir a la primera vez, es algo que se vaya consiguiendo poco a poco.