Desde los inicios de los tiempo siempre se ha hecho mención a que la mujer es el sexo débil, pero esto está cambiando. Y entre todos debemos hacer que esto siga cambiando y se igualen los roles entre hombres y mujeres, para poder conseguir una igualdad plena.

Pero en este caso, lo que vamos a ver es algo que se podría llegar a decir, que es cambiar las tornas. Y en el que la mujer es la dominante entre hombres y mujeres. Y esto es relacionado con el sexo y las relaciones sexuales de pareja.

posturas Ella Manda

En este artículo queremos ver cuáles son las posiciones sexuales en las que la mujer es la dominante de la pareja, y porqué sucede esto.

Esta es la posición en la que la mujer se sitúa encima del hombre, de forma que le da la espalda. En esta posición la penetración está totalmente controlada por la mujer, ya que es quien realiza los movimientos. En esta posición el hombre no puede hacer nada, y está a expensas de la mujer, quien es la que marca el ritmo y cadencia de las penetraciones y del acto sexual.

Es un término del baloncesto pero funciona para ello. El hombre está tumbado mientras que la mujer se sube encima de el, de forma que sus pechos están en el rostro del hombre. De esta forma se favorecen las penetraciones más profundas y violentas.

Estas dos posiciones son las que la mujer tiene el control absoluto sobre la relación, aunque hay otras en las que es ella quien recibe un mayor peso sobre el acto sexual.

Por regla general, en el momento que la mujer se sitúa encima del hombre, es quien tiene esa posición dominante. Además, hay que tener en cuenta la cantidad de posturas sexuales que existen… no hay una cifra exacta pero hay sitios que marcan la cifra en unas 600 posturas sexuales diferente. Aunque como somos los humanos esta cifra no va a parar de seguir creciendo.