Sabías que…?

El masaje tántrico tiene su origen en el tantra, y es un masaje con un carácter muy erótico y sensual. Estos masajes debido a su gran cantidad de erotismo hace que sea muy especial para las parejas y se conviertan en una nueva forma de revivir la pareja.

El principal rasgo de los masajes tántricos es que hay que hacerlos totalmente desnudos. De forma que se pierda la vergüenza y se puedan despertar la agudeza de todos los sentidos, además de despertar todos los sentidos sexuales. El tener que hacer este tipo de masajes completamente desnudos hace que sea muy difícil encontrar este tipo de servicios en los centros clásicos de masajes, y entonces se tenga a que acudir a otro tipo de servicios.

Masaje Tántrico

Se suele realizar con un aceite de forma que los dos cuerpos se puedan deslizar uno contra el otro. El masaje se realiza por todo el cuerpo, incluido los genitales, aunque hay que especificar que no se llega a realizar la masturbación.

Este tipo de masajes consiste en la unión de todas las partes del cuerpo con los chakras, que son los puntos de energía del cuerpo. De forma que se consigue lo que se estaba buscando en el Tantra.

Durante todo el masaje es muy importante tener el control de la respiración, para así poder conocer mejor el cuerpo humano y poder conocerse a sí mismo.

Normalmente se tiene la finalidad de llegar a conocer cada uno su cuerpo en profanidad, además de tener el control mental del cuerpo. Hay que tener en cuenta que este tipo de masajes son una experiencia sensual para los miembros de la pareja, lo que también favorece las relaciones de pareja y la comunicación entre ellos.

Por todo ello, si tienes la oportunidad tienes que hacer este tipo de masajes, algo de lo que no te vas a arrepentir y conocer más a fondo tu cuerpo.