Hemos hablado mucho sobre las nuevas tendencias sexuales, y cosas nuevas que cada día estamos experimentando en las relaciones sexuales y la vida sexual. Hoy vamos a ver un término relativamente nuevo “sissimificación”.

Para ponerte un poco en situación, este es una práctica sexual que tiene como protagonista al hombre, es el actor principal de las relaciones sexuales, pero es algo en el que la mujer tiene que excitarse y se hace todo para que ella pueda disfrutar al máximo de las relaciones sexuales y de su imaginación.
/p>

sisimificacion

Ese sería el concepto de esta práctica sexual, en la que el hombre se disfraza o caracteriza de mujer, para poder sacar su lado femenino en las relaciones sexuales. De esta forma el hombre adquiere el rol femenino en la relación, y es la mujer quien tiene el rol de hombre en la relación sexual.

El hombre para caracterizarse como mujer puede disfrazarse con todo tipo de artículos de mujer, como pelucas, pendientes, lencería erótica… de forma que se vea como una mujer. Todo ello de forma, que esta caracterización despierte una excitación sexual en la mujer y el hombre, ya que estos roles son importantes para los dos miembros de la relación sexual.

Hay que tener en cuenta, que para que esto funcione, la mujer se tiene que sentir atraído por ello, que no a todas las mujeres les gusta que sus parejas se disfracen de mujer. Pero también es casi igual o más importante, que el hombre se sienta satisfecho con ello, que le guste y disfrute lo que está haciendo, ya que hay hombres que al hacerlo ven afectada su “virilidad” y se niegan a hacer este tipo de actos.

Hacemos mención a este punto de la “virilidad”, ya que en este tipo de relaciones es normal referirse al hombre en términos femeninos, al adquirir este rol en las relaciones. Y hay quien se puede llegar a confundir en algún momento.