Seguramente esto te haya pasado, y es que has tenido una relación sexual y después de haber llegado al orgasmo y quedarte totalmente relajado no sabes de qué hablar con la otra persona. Esto puede ser porque ha sido un rollo de una noche o con aquellas personas que tienes relación pero no estaba planeado el sexo.

Esta situación es mucho más normal de lo que os imagináis, ya que después de haber llegado al orgasmo y haber “desfogado” toda esa pasión, pueden llegar momentos embarazosos con la otra persona.

hablar Después Sexo

Por ello, vamos a ver algunos de los temas con los podrías hablar para poder romper el hielo y perder el miedo a la conversación con esa persona. Si bien es cierto, que puede haber muchos tipos de casuísticas de relación, pero con esta serie de temas, te servirán para romper el hielo y poder soltarte un poco con esas personas.

Aquí tienes unos trucos y sugerencias de temas para poder abordar después de esas relaciones sexuales.

Es lo más importante de todo, tienes que ser natural después del sexo, actuar de la misma forma que lo harías antes. Esto es muy importante para que la otra persona te pueda ver tal y como eres, que no vea que hay nada raro en esa relación o que no te ha gustado o cosas similares.

El actuar con naturalidad es lo más importante, ya que recuerda que el sexo es lo más normal del mundo.

Si es que acabas de tener sexo, lo más normal es que podáis compartir momentos de relajación juntos. Unos momentos para poder daros unos besos o caricias de forma sensual y afectuosa, y si estáis muy relajados poder dormiros una siesta juntos sin ningún problema.

Esta es otra opción muy recomendable para romper el hielo, y es el poder ir a comer o pedir algo para comer juntos. De forma que repondréis fuerzas haciendo algo con lo que os podréis soltar un poco.

Esto debería estar prohibido, hay quienes preguntan qué tal ha ido el sexo después del acto. Esta pregunta pone a la otra persona en una situación complicada, ya que si la experiencia no ha sido la mejor del mundo (por no decir otra cosa), tendrá que mentirte o decirte la verdad y con estas opciones estará incómodo uno u otro de los dos. Esta pregunta hay que evitarla siempre.

Recuerda que el haber practicado sexo con otra persona es llegar a otro punto con ella. De forma que tienes que verlo como un punto extra entre los dos a la hora de establecer vuestras relaciones. Por lo que si has tenido sexo con un amigo, compañero de trabajo o clase, no tiene porque ser algo negativo en vuestra relación diaria, sino todo lo contrario.

Habéis llegado a otro punto en vuestra relación, os conocéis mas, y esto no debería ser algo negativo, sino todo lo contrario. Podréis hablar de más cosas y con más naturalidad entre ambos.

Esperamos que os hayan servido estas recomendaciones, pero os recordamos que la principal es la naturalidad, el poder ser la misma persona antes y después del sexo. Esa es la mejor receta para poder saber de qué hablar con la persona con la que te has acostado.