Sabías que…?

El misionero es la postura sexual más conocida que hay en el mundo. Todo el mundo conoce en qué consiste esta posición en la que el hombre se sitúa encima de la mujer y ella se encuentra con las piernas abiertas, mientras que el hombre la penetra.

Esta postura es con la que todo el mundo comienza a tener una relación sexual con la pareja, ya que se trata de la postura en la que más contacto hay con la otra persona. Además de ello, tiene un componente romántico extra, ya que los dos miembros se pueden estar mirando a los ojos y así aumentar la excitación, la complicidad y el romanticismo en la pareja.

sexo Misionero Mini

Esta postura es la que favorece el placer en la mujer, ya que es más sencillo llegar de esta forma a un orgasmo clitoriano. Con esta postura se puede llegar más fácilmente al punto G de la mujer. Luego se pueden utilizar algunas “variables” como poner un cojín debajo de la mujer y así favorecer la penetración.

Una vez introducido la postura sexual, vamos a descubrir porqué se llama así esta postura, cual es el origen del término.

El origen se sitúa en torno al siglo XV, más o menos, en esta época todo se relacionaba con la religión y esta postura sexual no podía ser menos.

En esta época se empezaron a conquistar nuevos territorios como fue el descubrimiento de América. En esta época se estaba evangelizando la palabra de Dios, y se hacía en todos los sentidos. En esta época eran los misioneros quienes enseñaban cómo poder hacer todo y también en el sexo. Se empezó a indicar a los habitantes de los lugares que esa es la mejor forma de prácticar sexo, que era la forma correcta.

De esta forma la posición empezó a llamarse “El Misionero” ya que era la que estaban enseñando los misioneros a los nativos del lugar.

Esperamos que hayáis encontrado curiosa la explicación del origen de esta posición sexual. Y si queréis practicarla podéis llamarnos y la haremos juntos y cualquiera de nuestras Escorts en Sevilla podrán desplazarse donde te encuentres y enseñaros la práctica y la teoría!