Diferencia entre Deseo Sexual y Fantasía Sexual

Sabías que

Curiosidades y Términos Sexuales

Hoy queremos traeros un par de términos que parece que tenemos muy claros pero queremos comprobar que realmente es así, ya que puede haber un poco de duda entre ambas, que hoy vamos a intentar resolver.

Para empezar vamos a describir cada una de ellas, y luego vamos a ver la diferencia entre ambas para poder poner los límites claros entre unas y otras. De forma que a partir de ahora las podamos identificar de mucha mejor forma.

preliminares Pareja
Imagen Pixabay.com

El Deseo Sexual

Este término es algo que queremos hacer por ejemplo con nuestra pareja, y que tenemos la posibilidad de poder hacer de forma fácil. Esto sucede por ejemplo si una persona tiene el deseo de poder practicar sexo en una playa o en un lugar público, es un deseo que es factible de poder realizar.

 

La Fantasía Sexual

Se trata de algo idealizado que tenemos, porque hayamos visto en una película o algo similar. Que nos gustaría poder llegar a realizar pero es mucho más complicado el poder hacerlo. Se trata de una idea idealizada que tenemos de algo en concreto.

 

Con estos dos términos claros, vamos a ver la diferencia entre ambos con algunos casos prácticos, de forma que se puedan ver aún más claros.

Se puede tener la fantasía por ejemplo de hacer un trío por ejemplo porque nunca se ha realizado previamente, y el problema que se puede encontrar al hacerlo es que cuando llegue el momento no sea tan placentero como nos habíamos imaginado. Mientras que si alguien lo ha practicado de forma habitual está más habituado a esa práctica y sabe cómo funciona, tiene el deseo sexual de poder llevarla a cabo porque encuentra ahí su satisfacción y cuando lo realiza se encuentra satisfecho sexualmente.

Por ello, hay veces que las fantasías al estar tan idealizadas a la hora de hacerlos puede que no sea tan placentero, mientras que el deseo sexual es sobre algo que conocemos y sabemos a ciencia cierta que vamos a disfrutar.

Escort Sevilla
Abrir chat
1
¿Hablamos?
Hola, ¿quieres que hablemos?