Hablar sobre los Gustos Opuestos en el Sexo

Llegar a Acuerdo sobre posturas Sexuales

Salud Sexual en Pareja

Como bien es sabido por todos, el sexo es un acto con el que todos los seres humanos disfrutan. Es algo con el que dar rienda a los deseos más profundos que podemos tener dentro de nosotros. En este tipo de relaciones sexuales vamos a distinguir dos grandes rasgos, y no es porque sean unas mejores que otras, sino que en este caso nos vamos a centrar en uno de esos tipos.

Esta gran clasificación que divide las relaciones sexuales en dos, sería aquellas que realizamos con nuestra pareja y otra que realizamos con otras parejas sexuales esporádicas o con las que no tenemos un vínculo afectivo.

hablar Gustos
Imagen Pixabay.com

Esta división principal puede ser muy grande y quizá no sea la más idónea para clasificar las relaciones sexuales, pero para lo que hoy vamos a tratar es la división ideal.

Nos centramos en las relaciones sexuales con nuestra pareja habitual

Cuando tenemos una relación sexual puede que todo lo que experimentemos en ella no sea de nuestro agrado, ya que a cada uno le gusta una cosa y puede que una postura sexual o actitud le pueda resultar desagradable a nuestra pareja.
En este artículo del blog de sexo vamos a intentar solucionar este problema con unos pasos que hay que seguir para poder arreglar ese problema en la pareja:

Complicidad

Es necesario tener una complicidad con nuestra pareja. Esto puede ser considerado como algo básico, pero hay que tenerlo muy claro. Al tener un vínculo afectuoso este factor es fundamental, ya que ese vínculo hará que cosas que a simple vista no tienen importancia para los miembros de la pareja sí los tendrá, y eso afianza la relación.

Hablar

Hay que perder el miedo a decir lo que pensamos. Hay veces que tenemos miedo a decir lo que estamos pensando por miedo a lo que la otra persona puede estar pensando, y esto hay que quitarlo de la cabeza. La base de una buena relación es la comunicación entre ambos miembros.

No hay reglas

Con los puntos anteriores llegamos a este punto de no hay reglas en el sexo. No podemos limitar a nuestros instintos y tenemos que empezar a probar cosas nuevas y decir adiós a las reglas que nos limitan en el acto sexual. De esta forma estaremos dispuestos a poder conocer cosas nuevas.

El dolor

Este es el límite que no hay que repasar. Cuando uno de los miembros de la relación sexual experimenta un dolor es cuando hay que parar, es ahí donde está el límite.

Ceder

En una relación de afecto el ceder está al orden del día. Hay veces que algo que a ti no te gusta a tu pareja le puede volver loco… y eso hará que haya veces en las que es preferible ceder en posturas sexuales, movimientos… en favor de nuestra pareja, para que ella pueda disfrutar.

Siguiendo todos estos pasos conseguirás una relación sexual muchos más placentera con tu pareja habitual. Si los sigues conseguirás un mejor sexo y por tanto una relación de pareja mucho más saludable.

Escort Sevilla
Abrir chat
1
¿Hablamos?
Hola, ¿quieres que hablemos?