¿Qué es el Beso Singapour?

Tendencias Sexuales

Salud Sexual

Hoy vamos a ver una práctica sexual que está muy extendida y cada vez más. Como te podrás imaginar por el nombre, esta práctica tiene su origen en Oriente. No se sabe exactamente el origen exacto, pero podemos decir o, más bien, digamos que se trata de Singapour.

En esta práctica, la mujer es la que tiene el control absoluto en la relación. Es ella la que tiene el control sobre el hombre y es ella la que tiene que hacer todo, con esta práctica el hombre no tiene que hacer nada.beso Singapour

Imagen de Pixabay.comLa definición de Beso Singapour es algo complicada en una sola frase, ya que tiene una serie de pasos. Pero podríamos decir que se trata de una postura en la que el hombre no puede hacer nada, y cuando tiene el pene introducido en la vagina de la mujer hasta el fondo, es ella la que hace una serie de pasos con su vagina que hace que la excitación del hombre aumente, y todo ello a través de apretar, succionar y expulsar.

Ahora vamos a ver esas tres posturas que tiene la mujer, pero todo ello a través de un entrenamiento para ejercitar su vagina y conseguir estos movimientos:

Apretar

Consiste en que los músculos de la vagina aprietan y hacen presión sobre el pene del hombre. Es decir, cuando está dentro de la vagina esta hace presión sobre el pene.

Succionar

Es un paso más en esta práctica, podríamos decir que se trata del paso más complicado. Y es que cuando el pene está dentro de la vagina, se puede succionar, es decir aspirar a la vez que se está apretando el pene. Se podría decir que al succionar es como si se metiera para dentro. Es similar al momento en el que intentamos aspirar para dentro y la tripa se nos va para adentro.

Expulsar

Sería el segundo paso de la succión, ya que es cuando se ha succionado luego se expulsa el pene. Es decir, es succionar y luego expulsar de la vagina.

 

Con estos tres pasos la mujer tiene el control absoluto en la relación. Lo ideal para poder realizar este beso Singapour, es que la mujer se siente encima del hombre con las rodillas a los lados. De esta forma ella puede estar cómoda y relajada para poder trabajar estos movimientos con su vagina.

Hay que decir, que estos pasos no son fáciles de conseguir y la mujer tiene que tener un gran entrenamiento previo para poder conseguir esto. Además si se trata de una mujer que ha sufrido un embarazo la cosa se complica, pero no es imposible, todo ello se puede conseguir con entrenamiento.

Esta postura a todos los hombres les vuelven locos, ya que es una postura en la que están a merced de la mujer y están excitando su pene y el glande donde tiene las terminaciones nerviosas. Es una experiencia y todo aquel que lo ha probado quiere repetir.

 

Escort Sevilla
Abrir chat
1
¿Hablamos?
Hola, ¿quieres que hablemos?